“No se prevé que la EFSA lleve a cabo este tipo de estudios [sobre inocuidad], ya que la responsabilidad de demostrar la seguridad de un producto transgénico determinado recae en el solicitante [de la industria transgénica].”

- Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)

“Propongo a las empresas de biotecnología que publiquen los resultados de los estudios sobre seguridad de los alimentos transgénicos en publicaciones internacionales revisadas por pares. No se puede esperar que la población general y la comunidad científica crean a ciegas que los resultados de dichos estudios son favorables. Las decisiones bien fundamentadas se toman basándose en datos experimentales, no en la fe.”

– Domingo JL. Health risks of GM foods: Many opinions but few data. Science. 2000; 288(5472): 1748–1749. [1]

En Europa, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en inglés) es la encargada de evaluar la seguridad de los alimentos y cultivos transgénicos. Basándose en la evaluación de la EFSA, las autoridades gubernamentales de la UE toman la decisión final sobre si se debe aprobar o rechaza el OMG.

Es habitual que los estados miembros de la UE no lleguen a un acuerdo sobre la aprobación de un cultivo transgénico, votando la mayoría de ellos en contra de su aprobación, pero sin alcanzar la “mayoría cualificada” de votos necesaria para rechazar el OMG. La decisión pasa a la Comisión Europea, que hace caso omiso de los deseos de la mayoría simple de los Estados miembros y aprueba el OMG.

A escala mundial, las evaluaciones de seguridad de los OMG realizadas por organismos reguladores gubernamentales no son científicamente rigurosas. Al igual que en los EE.UU., no realizan ni encargan sus propias pruebas sobre el cultivo transgénico. En vez de ello, toman decisiones sobre la seguridad de los OMG basándose en estudios encargados por las mismas empresas que se benefician de la aprobación de los cultivos.

El problema con este sistema es que los estudios de la industria tienen tendencia a la parcialidad. Las evaluaciones publicadas de estudios sobre la seguridad/riesgos de los productos muestran que aquellos patrocinados por la industria o sus afiliados son más propensos a concluir que el producto es seguro que los estudios independientes (sin afiliación a la industria), que son más propensos a encontrar riesgos. El ejemplo más notorio son los estudios de la industria sobre el tabaco, que lograron retrasar la regulación durante décadas sembrando la confusión acerca de los efectos sanitarios de su consumo. [2] Pero esta tendencia también se ha detectado en estudios sobre otros artículos, como productos farmacéuticos,[3,4] teléfonos móviles[5] y cultivos y alimentos transgénicos. [6,7]

A menudo, los estudios que las empresas presentan a los organismos reguladores no han aparecido en publicaciones revisadas por pares y, por tanto, no pueden ser examinados por la población ni por científicos independientes.

Entre los problemas más graves que grupos de la sociedad civil han identificado en el proceso regulador de los OMG se incluyen:
• Falta de pruebas estandarizadas obligatorias
• Falta de estudios obligatorios de alimentación en animales
• Ausencia de estudios sobre seguridad a largo plazo
• Mala calidad de las pruebas realizadas por la industria
• Confianza en los datos de las pruebas de la industria
• Vacíos de datos
• Métodos de prueba deficientes, lo que significa que es probable que se pasen por alto efectos tóxicos o alergénicos
• Signos de toxicidad y efectos negativos observados en pruebas de la industria y estudios científicos independientes que son ignorados o desestimados por la EFSA. [8,9,10]

Además, los expertos de la EFSA han sido denunciados con frecuencia por tener conflictos de intereses con la industria de los transgénicos. Sus decisiones sobre alimentos y cultivos transgénicos (y el sistema regulador que ayudaron a desarrollar) han sido cuestionadas en numerosas ocasiones por grupos de la sociedad civil, científicos independientes, medios de comunicación y miembros del Parlamento Europeo, por satisfacer las necesidades de la industria a expensas de la salud pública. [9,11]

Etiquetado: Los alimentos e ingredientes transgénicos deben ser etiquetados como tales en la UE. Sin embargo, los productos como carne, leche y huevos procedentes de animales alimentados con piensos transgénicos no necesitan ser etiquetados. Se trata de una laguna importante, dado que la mayoría de los cultivos transgénicos importados a la UE se utilizan para la alimentación animal y, por lo tanto, pasan desapercibidos para el público.

 

Referencias:

1.      Domingo JL. Health risks of GM foods: Many opinions but few data. Science. 2000; 288(5472): 1748–1749.

2.      Michael D. Doubt is Their Product: How Industry’s Assault on Science Threatens Your Health: Oxford University Press; 2008.

3.      Lexchin J, Bero LA, Djulbegovic B, Clark O. Pharmaceutical industry sponsorship and research outcome and quality: systematic review. British Medical Journal. 2003; 326: 1167.

4.      Lexchin J. Those who have the gold make the evidence: How the pharmaceutical industry biases the outcomes of clinical trials of medications. Sci Eng Ethics. 15 de febrero de 2011.

5.      Huss A, Egger M, Hug K, Huweiler-Müntener K, Röösli M. Source of funding and results of studies of health effects of mobile phone use: Systematic review of experimental studies. Environmental Health Perspectives. Enero de 2007; 115: 1–4.

6.      Diels J, Cunha M, Manaia C, Sabugosa-Madeira B, Silva M. Association of financial or professional conflict of interest to research outcomes on health risks or nutritional assessment studies of genetically modified products. Food Policy. 2011; 36: 197–203.

7.      Domingo JL, Bordonaba JG. A literature review on the safety assessment of genetically modified plants. Environ Int. 4 de febrero de 2011; 37: 734–742.

8.      Then C, Potthof C. Risk reloaded: Risk analysis of genetically engineered plants within the European Union. Testbiotech e.V., Institute for Independent Impact Assessment in Biotechnology. Octubre de 2009. http://foodfreedom.wordpress.com/2009/10/29/risk-reloaded-risk-analysis-of-genetically-engineered-plants-within-the-european-union/

9.      Then C, Bauer-Panskus A. European Food Safety Authority: A playing field for the biotech industry. TestBiotech. 1 de diciembre de 2010. www.testbiotech.de/sites/default/files/EFSA_Playing_Field_of_ILSI.pdf

10.      Antoniou M, Robinson C, Fagan J. GMO myths and truths: An evidence-based examination of the claims made for the safety and efficacy of genetically modified crops. Junio de 2012. http://bit.ly/O0IAQS

11.      Holland N, Robinson C, Harbinson R. Conflicts on the menu: A decade of industry influence at the European Food Safety Authority (EFSA). Bruselas, Bélgica. Observatorio de las Corporaciones Europeas y Earth Open Source. Febrero de 2012. http://earthopensource.org/files/pdfs/Conflicts_on_the_menu_report/Conflicts_on_the_menu_report_English.pdf